Póster: Bultaco 4 campeonatos en 1971. Resistencia. Todo terreno. Velocidad. Trial. seguromotosclasicas.es

Bultaco. La pasión por la competición. España 1958-1981

Logo: Bultaco. CEMOTO. Made In Spain. seguromotosclasicas.es

Bultaco “Las purasangre españolas”

La marca Bultaco es sinónima de motos de trial, enduro, motocross y velocidad.

El nombre Bultaco está ligado a una empresa familiar de motocicletas de Barcelona nacida por y para la velocidad.

La fábrica de motocicletas Bultaco nacía en 1958 como consecuencia de la diversidad de opiniones entre los dos socios que, años antes, habían fundado Montesa una de las primeras marcas dedicadas a la producción de motos en la España de la posguerra.

Publicidad

Hoy, en Seguro Motos Clásicas la historia del fabricante de motocicletas Bultaco.

SEGUROMOTOSCLASICAS.ES

Si estás buscando un seguro para tu moto clásica, te presentamos las mejores aseguradoras del mercado en esta especialidad.

Haz clic en la aseguradora que desees.

SegurClassic     Seguros Romagosa    Zalba-Caldú

  Alfonso Fígares      AMV Seguros Moto

Helvetia Seguros            Seguros Xenasegur Motos

Francisco Xavier Bultó Marqués, nació en Barcelona el 17 de mayo de 1912, en el seno de una familia burguesa catalana. Orientó sus estudios hacia lo que más le gustaba, la mecánica, obteniendo el título de ingeniero.

Recién terminada la carrera, y en colaboración con su amigo, Antoni Barella, fundó en uno terrenos cedidos por su padre la empresa Fundiciones Industriales, Sociedad Anónima (FISA), en el término de Vilanova i la Geltrú, para la fabricación de pistones y aros destinados a motores.

Con el tiempo, esta empresa llegó a convertirse en el principal suministrador de la industria española de la automoción, e incluso exporto a países de tan alta tecnología como Alemania, tras su asociación con la fábrica alemana de pistones Mahle.
FISA no colmaba la afición de F.X. Bultó por las motos, y tras participar con éxito en varias carreras para conocer a fondo la problemática de la construcción de motocicletas, llegando a pensar en lanzarse en solitario a la aventura de fabricarlas.

Pero Francisco Xavier Bultó es un intelectual y necesita que alguien materialice sus ideas. Muy pronto encontró a un excelente industrial catalán, Pedro Permanyer, con quien fundó en 1945 una empresa que, con los años, llegaría a ser famosa: Montesa.

Con el paso del tiempo, empezaron a surgir divergencias entre ambos socios, ya que mientras Permanyer era, hombre de empresa y comerciante, en D. Paco Bultó dominaba el técnico con ansias deportivas.

La ruptura definitiva se produjo en el año 1958, cuando la dirección de Montesa decidió renunciar a las pruebas deportivas.
Para el señor Bultó no existían problemas económicos, ya que, además de accionista de Montesa y de FISA, lo era de algunas fábricas de tejidos.
Al poco de su partida, un grupo de ingenieros, técnicos, pilotos y empleados de Montesa decidió ofrecerle una cena de homenaje en un restaurante barcelonés, y precisamente allí, entre plato y plato, hablando del tema que más apasionaba a los comensales, las motocicletas, surgió la idea de crear una nueva fábrica de motos.

El 20 de mayo de 1958 se constituyó la Compañía Española de Motores S.A. (CEMOTO)

Secundaba a D. Paco Bultó un plantel de sesenta hombres que abandonaron con él Montesa, entre los que se contaban técnicos de excelentes conocimientos y amplia experiencia en la fabricación de motocicletas, como John Grace, Ricardo Quintanilla y Marcelo Cama.

Les animaba un propósito común: crear una motocicleta de serie capaz de dar brillantes rendimientos  y con unas características que permitiesen transformarla sencillamente en una moto deportiva y, por qué no, en una motocicleta de carreras.

En la primavera de 1958 se compro una granja en medio de una viña, denominada Mas Casellas, en la población de Sant Adrià del Besós: allí se instaló la fábrica y el primer prototipo estuvo terminado en octubre del mismo año.

Se trataba de una 125 cc, de dos tiempos, en este punto surgió la necesidad de buscar un nombre a la nueva marca. John Grace propuso bautizarla con el nombre de Bultaco, denominación formada por el apellido de su creador, Bultó, y su nombre familiar, Paco.

“Como emblema se adoptó una mano con el puño cerrado y el pulgar hacia arriba, contraseña que empleaba el piloto David Withworth, para indicar a su box que todo va bien”

Gesto que Don Paco le vio hacer al piloto británico en una carrera a la que había acudido.

Bultaco Tralla 101 “Veloz pero segura”

Imagen: Bultaco Tralla 101. seguromotosclasicas.es

Bultaco Tralla 101, 125 cc. 12,5 CV.

Tras probar exhaustivamente este primer fruto de la nueva marca Bultaco durante todo el invierno, se ofreció al público el modelo definitivo el 22 de marzo de 1959 bajo los lemas

Veloz…, pero segura” y “La moto de doble vida

Esta máquina, conocida como Bultaco Tralla 101, de línea bonita y tonos de pintura muy acertados en gris plata con depósito parcialmente rojo, acaparó rápidamente la atención del público, consiguiendo producir en su primer año de vida 1121 unidades.
Se trataba de una 125 cc monocilíndrico de dos tiempos, 51,5 mm de diámetro por 60 mm de carrera, con culata y cilindro de aleación ligera, con la camisa del cilindro de fundición especial.
Cigüeñal apoyado sobre dos rodamientos y biela de acero de alta resistencia con cojinete de rodillos de doble hilera con jaula.
Carburador de 22 mm.
Embrague de discos múltiples con transmisión primaria por cadena y cambio de cuatro velocidades.
Encendido por volante magnético Femsa tipo PR-133.
Bastidor de tubo de acero con horquilla delantera telescópica provista de amortiguadores internos, y suspensión trasera basculante.
Su velocidad máxima se situaba en 115 Km/h y, opcionalmente, se suministraba con distintos juegos de piñonaje, manillar deportivo, almohadilla sobre el depósito y sistema de escape de competición.

Fiel a los motivos de su marcha de Montesa, el señor Bultó inscribió todos los prototipos de Bultaco Tralla 101 en la primera prueba del calendario: el Gran Premio de Montjuïc de 1959

Conquistando siete de los diez primeros puestos. No se consiguió el primero, pero los resultados eran excelentes y, por añadidura, en su primer año de vida Bultaco triunfó en treinta Grandes Premios, y ganó el XV Gran Premio Internacional de Madrid, el II Gran Premio de Otoño, las 24 Horas de Montjüic, en su categoría (campeona de España de resistencia en 125 cc) y el Campeonato de España de Regularidad.

A pesar de todos estos éxitos, el mercado estaba en plena decadencia. España se hallaba inmersa en un Plan de Estabilización que acarreaba un elevado paro laboral y el cierre de numerosas fábricas del sector.

En consecuencia, un solo modelo no era suficiente, Bultaco, consciente de ello, presentaba a principios del año 1960 tres nuevos modelos con el fin de ampliar mercados.

Bultaco 155- 153 cc

Imagen: Bultaco 155, 153 cc, 11, 6 CV. seguromotosclasicas.es

Bultaco 155, 153 cc, 11, 6 CV

El primero de ellos, bautizado con el número 155, se proyectaba pensando en la moto de uso diario para ir al trabajo, pero sin dejar de ser una moto de raza y con posibilidades para el acoplamiento de un sidecar.

Para ello se aprovecharon muchos de los elementos del primer modelo la Bultaco Tralla 101, tales como chasis, motor y frenos, los cuales eran suficientes para inspirar plena confianza.

La Bultaco 155, se presentó en enero de 1960 en el Pabellón de deportes de Barcelona, con otros dos modelos de claras tendencias fuera de carretera, y se conocieron con los nombres de Bultaco Sherpa N y Sherpa S.

Bultaco Sherpa N 125 cc

Este modelo puede ser considerado el primero de Bultaco para la practica del trial.

Era una moto pensada para el uso rural, es decir, para transitar por caminos normalmente en malas condiciones, por lo cual se sacrificaba un poco su velocidad a cambio de un mayor poder de ascensión.

Bultaco Sherpa S 125 cc

Para los amantes del motocross se lanzaba la Bultaco Sherpa S, cuyos fundamentos seguían siendo el chasis y motor del modelo Tralla 101, aunque, eso sí, con el cambio estudiado para el uso al que iba destinada.

Se suministraba con un juego de coronas para variar la relación final, según el tipo de circuito, y opcionalmente escape con silenciador, equipo de iluminación y culata de menor compresión para efectuar entrenamientos fuera de competición.

En el aspecto deportivo, en el año 1960  las victorias conseguidas por Bultaco superaron el medio centenar, sobresaliendo el segundo puesto, posteriormente anulado, que obtuvo John Grace en el X Gran Premio de España, prueba puntuable para los Campeonatos del Mundo.

En esta competición, Grace acosó constantemente a Luigi Taveri y su MV Agusta, que solo le superó por 36 centésimas en la línea de meta.

Fuera de las fronteras españolas, cabe destacar los éxitos de Clermont-Ferrand, Monza, Brescia y Gran Premio de la República Argentina.

Para completar la temporada, en octubre de 1960, Georges Monneret, Paco González, John Grace, Marcelo Cama y Ricardo Quintanilla establecieron, en una Bultaco de 175 cc, cinco récords mundiales en las categorías de 175, 250 y 350 cc.

Bultaco Mercurio 125 cc

El año 1961 se saco al mercado la Bultaco Mercurio, una moto económica de 125 cc, que el año anterior, a modo de presentación y con objeto de recaudar fondos pro damnificados del maremoto de Chile, había recorrido 14000 km por toda España sin parar el motor, contando como pilotos principales a Grace, Cama, Quintanilla, Bambi y Rivadulla.

Bultaco Campera 125 cc

En 1962 Bultaco consideró conveniente producir un modelo similar a la antigua Sherpa N, pero más barata, al objeto de que resultara asequible a un mayor número de usuarios: así apareció la Bultaco Campera, modelo rural de la Mercurio, pero con manillar más ancho, radio de giro menor, distinto cambio de velocidades, silencioso elevado, mayores bajos, caballete especial y centro de gravedad más bajo.
Aquel año, y a poco más de tres años de su nacimiento, Bultaco tenía ya un gran nombre en las competiciones internacionales, y el modelo TSS lo adoptaban numerosos pilotos de renombre como Luigi Taveri (oficial Honda) y Dan Shorey.

Conquistando los títulos nacionales de velocidad de Suecia (125cc), Inglaterra (125 y 250 cc), Francia (125cc) y Argentina (125 y 175cc).

En el Campeonato del Mundo en la categoría 250 quedó octavo Dan Shorey, y Bultaco solo fue superada en marcas por Honda, Guzzi y Morini.

Bultaco Metralla 62

En el año 1962 se presentó en la Feria de Muestras de Barcelona la Bultaco Metralla 62 modelo deportivo de 196,04 cc, 18 CV a 6500 rpm y una velocidad máxima de 131 km/h, con un cuadro derivado del de la TSS de competición y con un motor probado en las competiciones de karts.

En el 1963 se presentó el nuevo modelo Bultaco Tralla 102, remodelación y puesta al día del primer modelo.

Bultaco Sherpa T 250 Sammy Miller

Imagen: Bultaco Sherpa T Sammy Miller. seguromotosclasicas.es

Bultaco Sherpa T 250 Sammy Miller.

Aunque ya se habían efectuado algunos triales en Cataluña, puede considerarse el año 1964 como el del lanzamiento de esta modalidad deportiva en España, del brazo incondicional de la familia Bultó.

Como consecuencia del trial, empezó a perfilarse un nuevo modelo en la producción de la marca, la Bultaco Sherpa T, que tantas victorias y gloria alcanzaría.

La Bultaco Sherpa se las arregló para proporcionar una combinación hasta entonces insuperable de respuesta al acelerador, par motor y aptitudes en todos los terrenos.

Muy pequeña y ligera, montaba componentes ya usados por Bultaco.

Desarrollada por Bultaco y Sammy Miller, y tras vencer en los Seis Días de Escocia de Trial, de 1965, se lanzó la Sherpa T, motocicleta que revolucionó el mundo del trial desplazando las hasta entonces intocables máquinas inglesas.
Sus características eran:

  • Motor derivado del de cross de 244,2 con culata de aluminio de aletas radiales
  • Compresión 8 a 1
  • Potencia de 18 CV a 8000 rpm
  • Cambio de cuatro velocidades
  • Suspensión delantera telescópica con amortiguación hidráulica de 165 mm, fabricada por la propia Bultaco a semejanza de la italiana Ceriani
  • Suspensión trasera Girling de 70 mm de recorrido

En 1971 la Bultaco Sherpa T, continuó su proceso de perfeccionamiento, que la llevo a convertirse en la mejor moto de trial, conquistando el Campeonato Europeo con Sammy Miller,
En 1975 con Martin Lampkin venció en el Campeonato Mundial, recién instaurado por la FIM.
Adjudicandoselo la marca Bultaco, año tras año.

La Bultaco de dos tiempos relevó en el liderato de la clase 250 cc de trial a la firma sueca Husqvarna, y cuando en 1975 comenzaron las pruebas inaugurales del campeonato del mundo, Bultaco reinaba en solitario en la categoría.

Bultaco es sinónimo de competición

Deportivamente, 1964 iba a ser un gran año para BultacoRamón Torras el joven de sabadell que aspiraba para campeón mundial, conseguiría cuatro Campeonatos de España junior 125 y 175 y competición 125 y 250 cc.

Desgraciadamente para Bultaco el año 1965 resultó trágico, ya que su excelente piloto Ramón Torras, cuando iba segundo en la clasificación provisional del Campeonato del Mundo de 250 cc, murió el domingo 30 de mayo, a la una y veinte de la tarde, como consecuencia del accidente sufrido en una carrera sin importancia, celebrada en el circuito urbano del Brisamar en Comarruga (Tarragona).

Por otra parte. España estaba saliendo del subdesarrollo, y el país se iba motorizando en masa con los pequeños utilitarios nacionales.
Se abandonaba la moto, que pasó a ser como un vehículo de lujo para las especialidades de todo terreno, y por las pequeñas 75 cc para la juventud, por lo que Bultaco se volcaría por completo en este tipo de motocicletas.

Precisamente para ésta, el 14 de febrero de 1966 se presento a la prensa especializada en Barcelona la nueva Bultaco Junior 74, a la que en 1967 se le añadirían las versiones de 100 y 125 cc.

Bultaco Metralla MK-2 “la moto de 250 cc más rápida del mundo”

Imagen: Bultaco Metralla MK 2. 250 cc. 27,6 CV. seguromotosclasicas.es

Bultaco Metralla MK 2. 250 cc. 27,6 CV

Otra importante novedad del año 1966 fue la presentación en junio en la Feria de Muestras de Barcelona de la Bultaco Metralla 250 MK2.

Actualización de la Metralla 62, y primer modelo producido en serie por Bultaco con cambio de cinco velocidades.

Ostentando el honor de ser la monocilíndrica de serie de 250 cc más rápida del mundo, al superar la barrera de las 100 mph, unos 164 km/h, con una potencia de 27,6 CV a 7500 rpm.

Esta ligera moto española consistía básicamente en un motor de motocross montado sobre un chasis y una parte ciclo de carreras.

Cuya formula demostró tener mucho éxito cuando las Metralla de Bultaco ocuparon los tres primeros puestos en las carreras TT  de la Isla de Man de 1968 en la categoría de modelos de serie de 250 cc. consiguiendo además Bill Smith el récord de la vuelta en 250 cc, marca que no fue mejorada hasta el año 1976, afirmando ser una “pura sangre“.

Bultaco Pursang

Imagen: Bultaco Pursang MK-7 250, 36,3 CV. seguromotosclasicas.es

Bultaco Pursang MK-7 250, 36,3 CV

En el año 1962 Bultaco de la mano de Don Rickman, venció en el Gran Premio de España de Motocross con una Metisse de los hermanos Rickman, montado en los talleres de Hampshire, con motor Bultaco de 250 cc.

En el año 1965 se pusieron a la venta las primeras Bultaco Pursang de serie, pero puede considerarse el año 1967 como el del verdadero interés de la marca por los Campeonatos Mundiales de motocross.

Ese mismo año presentó su nueva Pursang MK2 de 250 cc, y cinco velocidades, con un cuadro completamente nuevo, suspensiones de largo recorrido de 167 mm desarrolladas por la propia Bultaco, motor supercuadrado de 72×60 mm, con 34 CV a 8000 rpm y relación de compresión de 12 a 1.

En el año 1972 debuto en las competiciones el modelo elaborado a partir de la popular Bultaco El Bandido Mk2 360 cc del año 1970. con un desconocido, el americano Jim Pomeroy, gano en la primera manga del Gran Premio de España de Motocross de 250 cc, en 1973, quedando séptimo en la clasificación del Campeonato del Mundo.

Tras una colaboración de varios años que parecía destinada a perdurar felizmente, Jim Pomeroy eligió la ruptura en 1976, después de clasificarse en cuarto lugar en la categoría 250 del Campeonato Mundial, y de conquistar la tercera plaza por marcas. Sustituyéndolo el belga Harry Everts, quien en el año 1977 repitió clasificación.

Fruto de estas colaboraciones fue la última versión de la familia de las “Pursang“, la MK-15 con motor de 246,30 (70×64 mm) de dos tiempos y admisión por láminas, relación de compresión de 12 a 1 y 39,56 CV a 7260 rpm, carburador Bing-54 de 38 mm, cambio de cinco velocidades, horquilla delantera hidroneumática de 312 mm de recorrido y trasera oscilante con amortiguadores de gas, neumáticos de 3,00×21 delante y 4,50×18 detrás, y 108 kg.

Con esa máquina A. Elías se adjudicó el título de la categoría nacional en 1979.

Bultaco Alpina

Imagen: Bultaco Alpina 250 cc. seguromotosclasicas.es

Bultaco Alpina 350 cc. 1975

Bultaco por esos años fabrica excelentes máquinas de enduro y todo terreno, entre las que se deben citar las series “Alpina”, dirigida al público amateur que quería probar las sensaciones de competición.

Comercializada a partir de 1969 en dos versiones de 250 y 350 cc. Ambas tenían cambio de cinco velocidades.

Este modelo tenía más de trial que de enduro, pero, en cualquier caso, no dejaba de ser una buena máquina de campo.

Entre sus características se incluía el motor de dos tiempos, 244 cc y 19 CV , caja de cambios de 5 velocidades y guardabarros de aleación

Bultaco Matador

En lo referente al modelo de Enduro, la Bultaco “Matador” en 250 y 350 cc, obtuvieron la medalla de oro en los ISDT.

También debemos citar la serie de cross las “Frontera” de 74, 125, 250, 350 cc; la pequeña “Chispa” de 50 cc, nacida en 1974 y que, con sus reducidas dimensiones, es ideal para el aprendizaje de los más pequeños del motociclismo.

Bultaco TSS 250

Rendía en 1962, 24 CV, obtenidos principalmente con trabajosos estudios sobre el escape, que a veces llegaban a durar hasta dos y tres días, ya que Bultaco garantizaba dicha potencia efectuando la puesta a punto una a una.

La producción ascendió a 55 unidades anuales, superior aún a la demanda, a pesar de haber sido adoptada en 1967 por pilotos tan importantes como: Ralph Bryans, Hans G. Anscheidt, Tommy Rob, Jack Finlay, Kel Carruthers y otros muchos.
En el año 1967 se empezó a desarrollar un nuevo motor, esta vez alimentado por válvula rotativa, que nunca funcionó bien, y un nuevo modelo que tendría más suerte.

En el año 1972 la Bultaco TSS 250 fue sometida a una cura de rejuvenecimiento, abandonando la refrigeración por agua para regresar a la antigua por aire.

Bultaco TSS 350

Con motor derivado de la Bultaco Bandido 350 de cross, de medidas supercuadradas 83,3 ×64 mm, compresión 11 a 1, desarrollaba 50 CV a 8500 rpm, alimentación clásica por carburador de 35 mm, cambio de cinco velocidades, encendido Femsatronic doble, suspensión delantera Bultaco-Llobe y trasera Girling.

Su velocidad máxima era de 220 km/h y consiguió de la mano de Ginger Molloy, numerosos éxitos para Bultaco.

A pesar de todas estas novedades, soplaban malos vientos para Bultaco, que con la entrada en liza de Derbi y Ossa, con mecánicas mas modernas, se vio ampliamente superada.

No obstante, el gusanillo competitivo de Don Paco Bultó se impuso a su decisión de retirarse de los circuitos tras la desaparición de Ramón Torras, y después de apoyar en algún momento a Canellas, Medrano y Molloy.

A principios de 1968 fichaba como piloto oficial a una joven promesa: Pedro Álvarez.

Pero la desgracia se había cebado con Bultaco, y en el GP de la Magdalena, en Castellón, al siguiente año, Pedro Álvarez sufrió un accidente a consecuencia del cual falleció.

Bultaco 125 cc rotativa

El modelo de Bultaco 125 cc seguía sin estar a punto, y en el Gran Premio de Holanda de 1969 participó una 250 rotativa de la que nunca más se volvió a saber.

El año 1969 se saldó con el cuarto puesto en el Campeonato Mundial de 125 cc, detrás de Kawasaki, Suzuki y MZ.

En Bultaco nunca se mostraron partidarios de las “tazas de café“, y si bien en 1962 se llegó a comentar la existencia de una 50 cc de competición, la verdad es que no se presentó al público.

En 1969 forzada por la red de distribuidores. que veía reducirse sus ventas, Bultaco decidió lanzarse a la fabricación de ciclomotores, y presentó un modelo en el Salón del Automóvil de Barcelona, con motor Ducati de 49 cc, fabricado en España por Mototrans, comercializándose a partir de marzo de 1970

En el año 1970 se rumoreaba la existencia de un proyecto de una Bultaco de 500 cc, rumor que se confirmó en 1971 al anunciarse que se trataba de un motor bicilíndrico en dos versiones (admisión clásica y rotativa), según el destino.

Este proyecto no saldría a la luz, y en su lugar apareció en 1972 un monocilíndrico de 400 cc de dos tiempos, con nuevos cárteres, cilindro cuadrado de amplias aletas, encendido Femsa con rotor interior que desarrollaba 45 CV de potencia.

En realidad, se iba a convertir en la marca ganadora durante los cinco años siguientes.

En el terreno de la competición sobre asfalto, Ángel Nieto y Ricardo Tormo ganaron nada menos que cuatro títulos mundiales de 50 cc, todos ellos con Bultaco, hasta 1981.

Sin embargo, las huelgas industriales resultaron ser la ruina de Bultaco. Lamentablemente, sus días estaban contados, y la fabricación de motos terminó poco después de estas victorias.

En Seguro Motos Clásicas nos encantaría recoger vuestras opiniones sobre este artículo de la historia del fabricante de motocicletas Bultaco.

Para ello solo debes escribirnos en los comentarios situados bajo estas líneas.

Otros usuarios han buscado:

Aprecio Seguros     Nuez Seguros      Mutua Madrileña Motos

 Mapfre Seguros Moto      Línea Directa Moto    AXA Seguros Moto

Fénix Directo      Zurich Seguros      Seguros FIATC

SEGUROMOTOSCLASICAS.ES

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *